viernes, 10 de abril de 2015

RINCÓN POÉTICO: LOS ROMANCES

Buenas tardes, nenes.
Este finde vamos a componer un romace de seis a diez versos de extensión. Que cada uno elija la temática que quiera. Lo que sí hay que respetar son las características formales de los romances: serie de versos octosílabos de rima asonante con la estructura -a-a-a-a...
¡Hala, que os salga bien y que os sirva de "entrenamiento" para el que tengáis que escribir el día del control!

19 comentarios:

  1. Luchaban unos a pié
    otros iban a caballo,
    entre escudos y lanzas
    solo en el més de mayo
    conmemorando la fiesta
    como hacián cada año
    comían y bebían cerveza,
    hasta el canto del gallo.
    RUBÉN.

    ResponderEliminar
  2. La guerra es mala,
    al hombre se mata
    con armas y bombas,
    disparando balas.
    La paz es bondad,
    la guerra es maldad.
    Todas las personas
    van para callar.

    ResponderEliminar
  3. ROMANCE

    A cazar va el caballero,
    a cazar como podía,
    los perros lleva cansados,
    el halcón buscando ardillas,
    arrimándose a un gran roble,
    las ardillas elegidas.

    ResponderEliminar
  4. La dulce princesa,
    está enamorada,
    del bello príncipe,
    con miles de encantos,
    rojos y morados
    un ramo de flores,
    sonrisa brillante.
    Si la enamorará,
    en muy poco tiempo,
    el príncipe lo hará.


    ResponderEliminar
  5. Mi querido caballero
    lléveme con usted señor
    conquistemos nuevos mundos
    sin que pierda mi corazón.
    Lléveme con su caballo
    a un reino encantado
    y tenga una gran fiesta
    para unir nuestro amor.

    ResponderEliminar
  6. Una noche de verano,
    un caballero llegó
    en busca de una princesa
    que le diera mucho amor.
    En el pueblo la encontró
    era una princesa bella,
    el caballero la amó
    ella le quería mucho,
    y su padre les casó,
    Y muy felices vivieron.

    ResponderEliminar
  7. Abenámar, Abenámar,
    moro de la morería
    el día que tu naciste
    grandes señales había.
    Estaba la mar en calma,
    la luna estaba crecida;
    moro que en tal signo nace,
    no debe decir mentira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí respondiera el moro,
      bien oiréis lo que diría:
      —Yo te lo diré, señor,
      aunque me cueste la vida,
      porque soy hijo de un moro
      y una cristiana cautiva...
      Miri, que me has hecho trampa: este romance ya fue escrito hace siglos.

      Eliminar
  8. Un musculoso guerrero
    llegó ante la princesa
    que cayó enamorada
    de su linda cabellera.
    El guerrero tan feliz,
    que él se casó con ella.

    ResponderEliminar
  9. Desde el balcón mas alto,
    una princesa vio Siro.
    De ella se enamoró,
    y por ella se prometió
    que un gran beso la dará
    y comerán solomillo.

    ResponderEliminar
  10. Aun mas cutre que el de Papá Noel el otro día.

    ResponderEliminar
  11. En tal castillo apareció,
    un príncipe enamorado.
    La princesa tan guapa,
    con su vestido morado.
    Una joya le regaló,
    le había encantado.

    ResponderEliminar
  12. Aunque él también recuerde,
    no es lo mismo que tenerle,
    poder sostener su cara
    y besar sus labios verdes.
    Y quizá sea el cruel destino
    el que me hace que él me deje.

    ResponderEliminar
  13. En el campo de batalla luche
    por una princesa bella
    como dieciocho flores
    de extensos coloridos
    como sus uñas moradas
    cuyos nombres me gustarán.

    ResponderEliminar
  14. En el campo de batalla luche
    por una princesa bella
    como dieciocho flores
    de extensos coloridos
    como sus uñas moradas
    cuyos nombres me gustarán.

    ResponderEliminar
  15. En el campo de batalla luche
    por una princesa bella
    como dieciocho flores
    de extensos coloridos
    como sus uñas moradas
    cuyos nombres me gustarán.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.