viernes, 10 de febrero de 2012

RINCÓN LITERARIO DEL ALUMNADO.

Buenas tardes, nenes.
Este fin de semana tenéis que escribir el relato "El gato que quería ser ratón". Ya sabéis que se evalúa la calidad literaria del texto (ortografía, vocabulario, imaginación...).

24 comentarios:

  1. El gato llamado Mancheguito,quería ser un ratón.Ese mismo día comió muchas judías y empezó
    su diarrea.Por la noche se paso horas y horas cagando.Al día siguiente iba a soltar el último pedo y cirote.Se tiró un pedo y se convirtio en ratón.
    FIN

    ResponderEliminar
  2. Érase una vez un gato llamado Tito que quería ser un ratón.Un día se había comido una berenjena y tuvo dolor de estómago.Ese mismo día se tuvo que soltar muchos gases.Cuando ya se había quedado sin gases tuvo que soltar caca.Dentro de unos días le empezaron a salir pequeñas patas y una pequeña cabeza,se estaba convirtiéndose en ratón.
    FIN

    ResponderEliminar
  3. EL GATITO MANCHEGITO
    Había una vez un gato llamado Manchegito .A Manchegito
    que le gustaba el queso y curiosear. Tenía una mujer que era muy guapa se llamaba Belleza y le encantaba comer ratones. Y le decía a Manchegito que le trajera ratones pero el rechazaba pero ella le dejaba por que era rico. Un día por la noche se planteo divorciarse de esa chica tan guapa pero tenía miedo si el padre de esa ratona le matara por divorciarse de ella. Al final se escapo y decidió no volver nunca más.

    FIN

    ResponderEliminar
  4. A un gato llamado mika le gustaba mucho el queso. El quería ser ratón, ya que ese era su sueño.Un día empezó a comer queso y se puso muy gordo. El por su parte quería adelgazar y adelgazo tanto que se quedo en los huesos. Al día siguiente vio que tenía patas,bigotes,nariz,dientes.. ect de ratón había convertido su sueño en realidad poder ser un ratón.
    FIN

    ResponderEliminar
  5. Esta es la historia de Mancheguito, un gato a quién le chiflaban todos los quesos que tenía. El quería ser un ratón. Su familia, cuándo era la hora de comer, comían ratones pero a él no le gustaban. Los gatos pensaban que era algo raro. Un día conoció a un ratón y se hicieron amigos. Mancheguito le dijo al ratón su sueño. El ratón dijo que se lo podría solucionar. Como era científico, le hizo una pócima para convertirse en un ratón. El gato se la bebió. Al día siguiente Mancheguito se transformo en un ratón y así de esta manera hizo su sueño realidad.


    Fin

    ResponderEliminar
  6. Esta es la historia de Gory, un gato que le encantaba el queso manchego, además era amigo de un ratón llamado Chiflú, éste le contaba todas sus aventuras acontecidas en los entresijos de las casas, de los tejados, de los pasadizos subterráneos y a Gory todo esto le chiflaba, él también deseaba ser ratón. Un buen día de verano decidieron salir al jardín y acordaron que Gory siguiera a Chiflú en sus andaduras, pero debido al tamaño que Gory tenía le era imposible entrar por determinados sitios, además Gory descartó el papel, el corcho o la ropa, como aperitivos entre horas, éste prefería otro menú, sobre todo pescado. Llegaron a una conclusión, eran buenos amigos y compartían muchas cosas, a los dos les gustaba el queso, Gory podría defender a Chiflú en determinadas situaciones peligrosas que surgieran y estarían casi siempre juntos en sus andaduras por el jardín y el tejado, ya que los dos eran habilidosos para ello. Todo esto les llevó a pensar que eran diferentes pero que seguirían siendo amigos siempre y aunque cada uno tenía un condición diferente, éstas se complementaban a la perfección.

    ResponderEliminar
  7. EL GATO QUE QUERÍA SER RATÓN.
    Érase una vez un gato que quería ser ratón. Un día estaba el gato tan tranquilo en la casa de su dueño y el a un ratón pasó por delante de él y él se preguntó:¿Cómo pueden ser los ratones tan rápidos?
    Él siempre se lo preguntaba hasta que un día el pensaba:Yo si sería un ratón siempre estaba comiendo queso, y me divertiría un montón esquivando las trampas y preocupando que no me pillaran. A la mañana siguiente le dió su dueño al gato una patada en el culo y el gato fué disparado, y se calló plantada la boca en el suelo. Hacía mucho frío esa mañana, y se estaba congelando. Mientras que estaba en el suelo vió a un ratoncito que pasaba a la casa de su dueño y el en su mente dijo:Es que tenía que ser tan pequeñito como él y así no pasaba frío yo. Él miraba y miraba por todos los sitios de la casa desde fuera. De repente miró por la ventana y vió como el ratoncito y su dueño eran amigos. Se abrazaban, veían la tele juntos, no ponía ballestas, le daba muchos quesos, si sobraba en su comida de un día para otro no lo lo daba al ratoncito si no que lo tiraba a la basura o se lo daba a la vecina que tenía un gato o se lo daba a su perro. Pasando unos días todavía no tenía el ratoncito nombre y le puso el dueño Manchitas porque como era de manchas marrones y blancas era muy bonito.
    Un día se acercó la vecina a su casa y vió como el gatito el pobre estaba mirando y tumbado pasando frío. La mujer era muy gorda y ocupaba dos sillas para sentarse. Su casa era muy chiquitita. Nada más tenía una habitación de matrimonio porque como era tan gorda en una cama no cabía, un salón muy chiquitito, un cuarto de baño y una cocina y nada más. La mujer se llamaba Lucía y cogió al gato y se lo llevó a su casa. En su casa el gato no quería estar porque no lo gustaba. Entonces él se salió de la casa y se fué con todos los gatos que hay por la calle callejeando por ahí con ellos.
    Todos esos gatos estaban en frente de la casa del dueño pero el miraba por la ventana y veía como estaba Manchitas con el dueño y a él no le dejaba entrar. Dijo el gato:Es mejor ser ratón que un gato.
    FIN.

    ResponderEliminar
  8. Era un gato lindo llamado Pepe . Este gato era especial, le gustaba el queso, pero no le gustaba el pescado. Su hermano Luki le gustaba el pescado y mas las gambas y los ratones .
    Un día Pepe vio un ratón y dijo Pepe tu quien eres. El ratón con miedo le contesto soy un ratón llamado Pepe. El gato sorprendido que se llamaba igual que el le dijo de mayor seré un ratón .
    Pasaron cuatro años y nada .



    FIN

    ResponderEliminar
  9. EL GATO MANCHEGUITO.

    Esta es la historia de Mancheguito, un gato a quien le chiflaban el queso roquefor.
    Una vez cuando su dueño le puso queso roquefor para comer él se lo comió todo de un tirón.
    Al dís siguiente cuando se despetó y se miró era un ratón.
    Empezó a correr por su casa y justamente le vio su dueño y gritó: ¡Un ratón, socorro!
    Pero el dueño se dió cuenta de que cuando el gato no estaba pensó que era él.
    Al final todo resultó que el gato a los 3 días sin comer queso se volvio como era antes.
    FIN.

    ResponderEliminar
  10. Esta es la historia de Mancheguito, un gato que estaba siempre persiguiendo a los ratones. Un día pensó que se sentía muy solo y que en lugar de perseguir a los ratones, sería mucho mejor que fueran sus amigos, pero para eso tendría que convertirse en ratón. Decidió probar un trozo de queso, pero no le gustó. Entonces pensó que a él le gustaba más perseguir ratones que comer queso y que lo mejor sería buscarse un amigo gato.

    ResponderEliminar
  11. El gato que quería ser ratón.
    Mancheguito era un gato al que le gustaba mucho el queso. La familia de Mancheguito solo comía comida de gato . Un día Mancheguito se encontró con un ratón , como tenía tanta hambre el ratón le dio un trocito de queso. A Mancheguito le encantó y solo le pedía a sus padres que le compraran queso, pero sus padres no querían. Un día Mancheguito pensó como sería la vida si fuera un ratón. Decidió de pensar que era un ratón y todos los días se iba a casa de su amigo a comer y cenar queso. Como se aburría tanto siendo un ratón y decidió volver a ser un gato. Pero aunque fuera un gato seguiría comiendo queso con su amigo.
    FIN.

    ResponderEliminar
  12. Era se una vez un gato llamado Minufi. Cuando era pequeño olió algo irresistible fue rápido hacia la despensa y descubrió un flamante trozo de queso. Cuando iba a acercarse al trozo de queso le detuvo un ratoncillo llamado Dester y le dijo que era suyo. Dester cogió el trozo y se fue corriendo a su casa y Minufi corriendo detrás de el se detuvo al no poder entrar en la ratonera .Entonces deseo ser un ratón y de repente...¡ZAS!Se convirtió en un ratón entró en la ratonera y Dester le pegó un puñetazo le dejo inconsciente y al despertarse Minufi descubrió que todo había sido una pesadilla.
    THE END

    ResponderEliminar
  13. "EL GATO QUE QUERÍA SER RATÓN"

    Era se una vez un gato callejero llamado Mismis. Era gris y tenía unos bigotes como los de un ratón. Le gustaba mucho el queso y detestaba el olor a pescado que tanto atraía a sus amigos los gatos.Presumía de ser el rey entre sus amigos por se el mejor en todo.
    Un día, vino otro gato al callejón que superaba a Mismis. Entonces sus amigos comenzaron despreciar a Mismis y les gustaba más el gato nuevo. Mismis de pequeño quería ser ratón. Así que se fue a vivir con los ratones. Allí los ratones le trataban bien porque Mismis les había contado su historia y a los ratones les dio pena y el gato se quedó. Vivió feliz y comió un montón de queso con sus nuevos colegas.
    FIN

    ResponderEliminar
  14. EL GATO QUE QUERÍA SER RATÓN

    Esta es la historia de Mancheguito,un gato a quien le encantaba el
    queso.Pero además soñaba en combertirse en ratón.
    Mancheguito después de pasar una noche muy mala,porque había tenido muchas pesadillas.Al despertarse se sentía raro y más pequeño,buscó corriendo un espejo.Cual sería su sorpresa al ver que era un ratón,se pusó loco de contento.
    Su familia,no se creia lo que le había pasado pero al oir que tenía la misma voz,se dieron cuenta que era él.
    Decidieron aceptarle,ya que era el sueño de Mancheguito.
    FIN

    ResponderEliminar
  15. EL GATO QUE QUERIA SER RATON

    El gato Manchitas quería ser un ratón, una noche no podía dormir así que fue a la despensa de su dueña y se tiro toda la noche intentando coger un queso, al final su dueña le dio el queso y se lo comió por que estaba caducado. Al día siguiente sin ningún motivo se convirtió en un ratón, su dueña puso trampas para ratones y cazó el ratón, y al final el quedo en la calle.

    ResponderEliminar
  16. Esta es la historia de Mancheguito, un gato al que le chiflaba el queso. Mancheguito, vivía en un callejón de un pequeño barrio de Madrid, a él le gustaba mucho observar a los ratones, los movimientos que hacían, él pensaba que si él fuera ratón le iría la vida mejor. Un día hablando con un ratón le dijo que por que él no era como los demás gatos, él le contesto que quería ser como ellos. El ratón le dijo que él conocía una bruja que hacía cumplir los sueños de la gente, el gato se puso en camino en busca de la bruja. Atravesó todo Madrid hasta llegar hasta ella. Cuando llego la bruja le convirtió en ratón y mancheguito muy contento y volvió con sus amigos los ratones y colorín colorado este cuento se ha acabado.

    ResponderEliminar
  17. Érase una vez una gato llamado Pichi que le gustaba el queso y los ratones y de echo tenía un novio
    que era un ratón. Pichi, ya no tenía amigos, porque sus amigos como eran gatos pues tenía miedo a
    que le comieran a su novio. Un día se fue al supermercado a comprar y por sorpresa sus
    “ex amigos” y le comieron a su novio. Pasados unos minutos se sentía raro (eso era por besar con su novio y se estaba convirtiendo en ratón) aunque fuera un final triste pero lo bueno era que sus amigos no se enteraron de eso y no le comieron.

    FIN

    ResponderEliminar
  18. EL GATO QUE QUERÍA SER RATÓN

    Esta es la historia de Mancheguito, un gato que le chiflaba las cortezas de queso, Mancheguito vivía en un barrio donde los gatos pasaban hambre. Lo único que cazaban eran ratones. Un día Mancheguito cazo un ratón y justo antes de que se le comiera, el ratón le dijo que le dejara vivir, mancheguito que llevaba 6 días sin comer le respondiole que no. Entonces el ratón le ofreció una corteza de queso para que no se le comiera al ratón el afirmo que vale. Le dijo el ratón te lo agradeceré dejarme vivir. Entonces un día mancheguito fue al cubo de la basura haber si había algo de comer y encontró una ratona quera maga y le dijo que no me comas y mancheguito le pregunto ¿si no te como a cambio tu que me das?
    Le respondió la ratona que le convertiría en un ratón y como a mancheguito le encantaban las cortezas de queso le dijo que aceptaba. La ratona le convirtió en un ratón y comió muchas cortezas de queso.


    FIN

    ResponderEliminar
  19. Erase un vez un gato llamado Percherón. De repente salió a la calle en busca de queso. Su dueño le había pegado un palo por meter el morro en una ratonera. Pero es que el gato estaba en busca de el queso. Se lo comió y de repente ¡¡¡TACHAN!!!Se convirtió en ratón que es lo que estaba deseando toda su vida.

    ResponderEliminar
  20. Érae una vez un gato llamado Peluchi, que un buen día al despertarse de la siesta se encontró con un ratón cuando su amo le dijo tras el Peluchi.
    Cuando el gato consiguió atrapa al ratón se alegro lo que no tubo en cuanta fue que el ratón así sin mas le hablara y le dijera bueno tu de que vas haber no se puede estar en una casa sin tener el riesgo de morir, el gato se quedo asombrado.Al día siguiente el gato se disculpo y dijo ratón lo siento mucho pero me ordenaron cogerte, por cierto le dijo el gato tu como has con seguido ser ratón, cimiento mucho queso dijo el ratón riendose sin que le gato lo viera, el gato fue a la despensa y se comió todo el queso que vio y al ver que no hacia efecto fue al ratón y sin dejarle tiempo para correr se lo comió de un bocado por mentiroso


    FIN

    ResponderEliminar
  21. Erase una vez un gato llamado esnupi que le gustaba mucho el queso.Un día su dueño le compró para que cazara a los ratones que había en su casa.Cuando esta en su casa vio a un ratón y el dijo que fuese a cazarle, el gato fue de tras del ratón hasta la casa de ratón y vio que tenia familia y hijos.Desde ese momento el quiso ser ratón por que los ratones eran muy majos y muy amables.

    FIN

    ResponderEliminar
  22. Érase una vez un gato llamado Loquito, el pobre estaba muy loco
    por eso le pusieron ese nombre. Él vivía en una granja con su dueño, el Sr. Fernando.

    Un día, el querido Loquito vió a un ratón que pasó por delante de el muy rápido, al verle quiso correr igual que él de rápido.Loquito conocía a un mago, y fue a decirle que le diera una poción mágica que le convertiría en ratón, para que él se la diese y Loquito se bebiera. Al beberla no hizo nada y, resultó que el mago le había timado a nuestro querido, lindo gatito Loquito.

    ¡¡¡¡FIN!!!

    ResponderEliminar
  23. El gato que quería ser ratón.

    Erase una vez una familia que tenía dos mascotas,un gato(Mis)y un ratón(Quesito).Un día Mis probo un delicioso e irresistible trocito de queso y le encanto.Cuando el papa(José)les iba a dar de comer,a el le dio un cachito de carne mugriente y asquerosa y en cambio a Quesito le dio un delicioso pero chiqutito bocadito de queso.Mis entristecía por que deseaba y deseaba ser un ratón como Quesito pero no lo conseguía.Un día se dio cuenta que no hacía falta transformarse en ratón,por que alomejor Quesito le daba un poco de su comida.Cuando se lo pidió le dijo que si y se puso muy contento y se lo zampó.

    ResponderEliminar
  24. El gato llamado Mancheguito,quería ser un ratón.
    Una noche fué a acostarse y le entraron unas ganas terribles de comer queso fue a la nevera y cógio un trozo de queso lo probo y le gusto se comió todo el queso y se quedo hinchado,y se acosto y al ver que no podía dormir del hinchazon que tenía fué a beber un poco de agua y se fué a dormir y a la mañana siguiente se miro al espejo y vio que se había combertido en un ratón y se hizo su sueño realidad

    THE END

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.