miércoles, 2 de noviembre de 2011

MEMORIZO ESTA POESÍA DE RAFAEL ALBERTI

El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños la marejada
me tira del corazón;
se lo quisiera llevar.

12 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.